¿Te has parado a pensar en qué debes hacer antes de crear tu web o si realmente hay algo que debas hacer antes de ello? Si no lo has hecho o si ni siquiera sabías que había algo que hacer antes, en este post te cuento las 4 cosas que no puedes ignorar antes de crear tu web.

Sin ninguna duda, la tecnología con la que se cuenta hoy en día para crear un negocio online es impresionante y ha cambiado de forma radical en pocos años. La realidad es que en poco tiempo puedes tener un sitio web y gestionarlo tu misma sin necesidad de saber programación. Sin embargo, saber esto puede hacerte emprender acciones en el orden equivocado con el resultado de que el sitio creado no funcione o no te dé los resultados que esperabas.

Y es que la tecnología no va a ser quien te de la respuesta de qué es lo que tienes que hacer antes de que escojas los colores de tu web,  sepas dónde colocar tu logotipo, escribas una sola palabra en tu web o insertes la primera imagen.

Por este motivo, quiero compartir hoy contigo las 4 cosas que no debes pasar por alto para que en la creación de tu web tomes las medidas adecuadas en el orden correcto.

Establece los objetivos

Saber exactamente qué objetivo quieres cumplir con tu web es fundamental antes de la creación del sitio, pues va a influir directamente tanto en como diseñarlo como en cómo estructurarlo.

Si tienes claro de antemano tus objetivos, la creación de tu sitio web será mucho más fácil para que luego te puedas centrar en las otras muchas tareas importantes que tendrás que realizar después, como la ampliación de tu lista de suscriptores, la captación de clientes, la creación de programas en línea y, en definitiva, aumentar tus ingresos.

Define a tu público objetivo

A menudo el/la emprendedora se salta este paso porque piensa que lo tiene claro o que quiere dirigirse a todo el mercado le/la llevará a tener más ingresos. Con frecuencia piensa; ¿porqué voy a limitar el público a quien me dirijo? Así tendré más clientes, ¿no? Pues NO!!!  Craso error!! La realidad es que el éxito de tu web va a depender directamente del conocimiento y la comprensión que tengas de quién es tu audiencia, tu público objetivo o tu cliente ideal, qué necesidades o “dolores” tiene, cuál es su comportamiento, qué quiere saber, hacer o tener, cuáles son sus retos, qué le hace sentirse vivo/a, etc, no tiene precio.

Saberlo te ayudará a crear el mensaje y el contenido adecuado, y crear servicios, programas o productos por los que estén dispuestos/as a pagar.

Estructura y organiza el contenido

Para asegurar el éxito, necesitas que los usuarios de tu web encuentren la información que necesitan en poco tiempo. Esto implica que si no haces tú un primer esfuerzo en organizar y estructurar tu web, puede acabar como resultado en una web poco “navegable” y confusa para los usuarios y difícil de administrar o gestionar para ti.

Por tanto, estructura tu web de antemano y prioriza cuál es la información más importante y que necesitas destacar. Hacerlo así ta ayudará además a visualizar las mejores ubicaciones donde insertar determinados contenidos e identificar otros aspectos que hayas podido pasar por alto.

Para ello, te recomiendo una maravillosa herramienta que se llama WriteMaps  que te ayudará a crear una estructura y un flujo impecable de los contenidos de una manera visual, eficaz y sostenible.

Crea una gran experiencia de usuario

Cuando un usuario llega a tu web, es muy probable que quiera comunicarse e interactuar contigo: pulsando un botón, descargándose un pdf, rellenando un formulario, añadiendo un producto a la cesta de la compra,…

Lo habitual cuando hace esto, es que este mismo usuario espere algún tipo de respuesta que le indique que la acción que acaba de realizar ha producido algún tipo de efecto: la certeza de que el formulario que ha rellenado va a ser recibido, que el pdf que quiere descargarse va a hacerlo, que el producto añadido a la cesta de la compra está realmente ahí…Si no recibe ningún tipo de retroalimentación, la sensación y pensamientos asociados son, fundamentalmente, de confusión: ¿Habrá llegado?, ¿Cuándo me llegará?, ¿Me habrán timado?, ¿funciona bien esta web?, etc.

Pues bien, para evitar este tipo de situaciones y la subsiguiente mala imagen que esto genera, tómate un tiempo para pensar y diseñar el flujo y retroalimentación de las interacciones del usuario con tu web/contigo, definiendo muy bien la respuesta que van a tener cada una de sus acciones, de forma que le resulte fácil y le aporte seguridad, confianza y certeza.

En resumen: las 4 cosas que no puedes ignorar antes de crear tu web

  • Cuáles son tus objetivos/los objetivos de tu web
  • Quién es tu público objetivo
  • Estructura, organizar y priorizar el contenido
  • Define el tipo de respuestas que vas a ofrecer al usuario a las que realice en tu web

Por último, si deseas ampliar información, te invito a que te descargues mi ebook GRATUITO “Brilla con tu Web: un manual con 11 claves para brillar con tu negocio en internet” pulsando sobre este enlace, donde descubrirás mucha más información de valor para crear una web que te ayude a atraer más clientes y aumentar tus ingresos.