¡En este post quiero contarte las 14 reglas o principios básicos para elegir el nombre de tu marca. Algunos pueden parece obvios, sin embargo, es necesario recordarlos y tenerlos presentes para realizar esta importante labor que es dar con el nombre perfecto para tu negocio.

Si te paras a pensar en algunas marcas que conoces, verás que no todas siguen estas reglas o bien no las siguen de forma obvia. De hecho, muchas de las nuevas empresas o negocios que nacen lo hacen saliendo al mercado con nombres impronunciables y difíciles de memorizar saltándose las reglas básicas de un buen naming. Esto ocurre, fundamentalmente por la evolución tecnológica y multidispositivo pero también tiene mucho que ver con el público objetivo.

Otras veces puede suceder, en especial con negocios de marca personal, que han decidido utilizar el nombre y apellidos como nombre de marca. Esa opción puede ser perfecta porque, al igual que una empresa difunde y promociona su marca, gracias a los avances tecnológicos ahora es relativamente sencillo y puedes construir tu marca personal con tu nombre a través de tu web, tu blog y/o el uso de las redes sociales.

Por otro lado, ten presente que un nombre en sí no es nada. Lo importante es que alrededor de él asocies los valores o atributos de tu marca. Es decir, a menudo los nombres no tienen por qué significar nada en sí, pero luego se le van adjudicando unos atributos y significados que los hacen únicos y dan sentido a las marcas.

Aquí te expongo un listado de 14 reglas básicas que suelen utilizarse en los procesos de naming y más abajo te las explico con más detalle. No obstante, piensa que son las reglas que se suelen seguir, que no tienes porqué seguir todas y cada una de ellas y que siempre puedes decidir arriesgar con un nombre que te apasione siempre que siga las reglas de único -que se distinga de otras marcas de la misma categoría-, breve, sencillo -fácil de pronunciar y escribir-, fácil de recordar y atractivo.

  1. Claro
  2. Descriptivo
  3. Memorable
  4. Corto
  5. Legible y fácil de pronunciar
  6. Moderno
  7. Distinto y único
  8. Atractivo
  9. Sugerente y evocador
  10. Duradero
  11. Con sentido
  12. Flexible
  13. Notorio
  14. Registrable

1. Claro

El sonido y el estilo del nombre de tu marca deben sugerir a que se dedica tu marca. Por ejemplo, si el nombre de tu marca es ÑamÑam, esto sugiere comida y por tanto no debería ser el nombre de una empresa de servicios financieros. Eso sería confuso y no mostraría compromiso. Sugerencia: haz una lista de las palabras clave relevantes para tu industria o nicho de mercado que te ayudará a activar tu cerebro para dar con un nombre relevante.

2. Descriptivo

El nombre de tu marca debe describir la industria, actitud, enfoque y metas del negocio aunque no significa necesariamente que el nombre de tu marca deba contener el producto o servicio. Más bien implica que debe capturar la esencia, la experiencia y los beneficios de la marca de forma sugerente. Por ejemplo, Amazon, de la que hablo en el apartado sobre la historia de la marca, eligió un nombre que connota crecimiento y amplitud.

3. Memorable: fácil de recordar

Al cerebro humano le cuesta recordar nombres. Por tanto, el nombre de una empresa o marca debe contrarrestar esa tendecia. Para ello, intenta hacerlo corto, único y fácil de pronunciar (se explica más abajo) y utiliza palabras o sonidos familiares.

4. Corto

Aumentará las probabilidades de ser recordado. ¿Conoces el dicho de si bueno y breve dos veces bueno? Pues eso, la brevedad es belleza. Ejemplos de nombres cortos son Uber, Apple, Ebay.

5. Legible y fácil de pronunciar

Es mucho más complejo construir la identidad de una marca impronunciable y además la hace más difícil de recordar, aunque hay veces que nos encontramos marcas muy exitosas que no siguen esta regla (por ejemplo, la marca de helados Häagen-Dazs).

6. Moderno

Tu nombre debe ser moderno y/o actual, pero sin pasarte, no vaya a ser que quede anticuado en dos días. Intenta elegir un nombre que al menos perdure los próximos cinco o diez años.

7. Distino y único

Aunque no demasiado extravagante! Hacerlo distinto y único ayudará a captar la atención de tus potenciales clientes y ayudará a proyectar una personalidad propia. Si es muy parecido a los de la competencia, no captará la atención y ya tendrá la sentencia echada..

Igualmente, si usas nombres genéricos como «coches» o «bolsos», te costará mucho subir en los rankings de búsqueda y posicionamiento en internet. Recuerda: tu nombre debe permitir diferenciarte siendo sencillo, corto y memorable.

8. Atractivo

Intenta que sea un nombre atractivo, ya no para el público en general, lo cual es un tanto difícil, sino para tu público en particular de ahí la importancia de clarificar muy bien quién es tu público objetivo o cliente ideal.

9. Sugerente y evocador

Los nombre que provocan asociaciones que remiten a conceptos concretos son más poderosas y más fáciles de retener en la memoria (Ej.: Seat León).

10. Duradero

En la medida de lo posible, elige un nombre que pueda durar incluso cuando ya no estés aquí. ¿Quién sabe hasta dónde puedes llegar con tu negocio y tu marca? De ahí que utilizar nombre propio y apellidos haga una marca menos duradera.

11. Con algo de sentido

Aunque hay empresas con palabras sin sentido, elegir nombres sin sentido es más arriesgado, aunque yo solo te estoy haciendo una recomendación y si hay un nombre para tu marca que te apasiona, eres libre de elegirlo. Además, verifica que esa palabra sin sentido no tenga sentido en algún otro idioma, no te vayas a llevar una sorpresa con un nombre cuyo significado o connotación en otro idioma tenga connotaciones negativas o alejadas de lo que deseas trasmitir.

11. Flexible

Esto es, que te permita extender la marca a otros sectores. Repito: si acabas de comenzar, ¡quién sabe dónde puedes llegar!

12. Notorio

Para ello, un nombre que rompa los códigos existentes puede hacer crecer la notoriedad de tu marca (Ej:.Wooble).

13. Registrable

Tu nombre debe poder registrarse como marca y, a este respecto, los nombres distintivos son más fácilmente registrables (ej.: Oikos). Ten en cuenta que hay una multitud de marcas y es frecuente encontrarse un nombre ya registrado que eche para atrás tu proceso de Naming.

¿Necesitas un poner nombre a tu marca?

Muchas emprendedoras me escriben pidiéndome ayuda para poner nombre a su marca. Si tú también deseas ayuda, mi tienda virtual puedes acceder a:

 

  • Ebook con plantillas de trabajo Enamora con Tu Nombre de Marca, compuesto de 20 páginas. En este ebook, además de darte las pautas para poner nombre a tu marca, encontrarás utilísimas plantillas de trabajo que te guiarán y facilitarán la tarea. Su coste: ¡tan solo 5 euros!
  • Servicio de coaching Enamora con Tu Nombre de marca. Su coste es de 49 euros e incluye:
    1. Plantillas de trabajo editables en las que te guío, a través de preguntas para dar con la esencia de tu marca.
    2. Vídeo explicativo de cómo rellenar las plantillas Enamora con tu Nombre de Marca y el porqué de recabar determinados datos para dar con tu nombre de marca.
    3. 2 sesiones de coaching conmigo de 1 hora de duración para decidir tu nombre:
      • En la primera sesión, revisaremos el trabajo realizado, corregiré los posibles errores y haremos un brainstorming de nombres si fuera necesario.
      • En la segunda sesión, volveremos a revisar el trabajo y decidiremos el nombre definitivo que te maximice las posibilidades de éxito de tu nombre de marca.
    4. 3 Bonus extra IMPRESCINDIBLES para la creación de tu marca:
      • Manual + Plantillas de trabajo editable DEFINE TU CLIENTE IDEAL
      • Plantilla de trabajo editable LOS VALORES DE TU MARCA
      • Manual+Plantilla de trabajo editable ANÁLISIS DAFO Y CAME
Poner nombre a una marca - Enamora con tu nombre de marca - manual con plantillas de trabajo para poner nombre a una marca - Brillacontunegocio.com

¿Necesitas un nombre para tu NEGOCIO?

Consigue ahora el ebook+plantillas de trabajo Enamora con tu Nombre de Marca por solo 5 y ahorra tiempo y quebraderos de cabeza.

Si te gustó este post, sígueme y/o da a
Abrir chat
Hola. Soy Eva, ¿en qué puedo ayudarte?