En este post te quiero aclarar el concepto de logotipo pues a menudo se confunde con el concepto de marca. Para ello, empezaré diciendo que un logotipo no es tu marca ni es tu identidad. El logotipo, la identidad corporativa y la marca tienen diferentes funciones que, en conjunto, forman la imagen que percibe el público de tu empresa, producto o servicio.

En cuanto al concepto de «marca», según la Asociación Americana de Marketing, “marca” es un nombre, un término, una señal, un símbolo, un diseño o una combinación de alguno de ellos que identifica productos y servicios de una empresa y los diferencia de los competidores. Según la Oficina Española de Patentes y Marcas, “marca” es un signo susceptible de representación gráfica que sirve para distinguir en el mercado los productos y servicios de una empresa frente a otras. El concepto de “marca” también puede describirse como una organización, servicio o producto con una “personalidad” moldeada por las percepciones del público.

Si nos atenemos a estas definiciones, uno puede pensar que nos están hablando del concepto de «logotipo». Sin embargo, es más complicado que eso. La marca se forma por la unión de dos factores: la identidad corporativa y la imagen corporativa. La identidad corporativa está conformada por los elementos visuales utilizados por una empresa, entre los que se incluye el logotipo, mientras que la imagen corporativa es el valor percibido por el público derivado de las acciones comunicativas que emite la empresa.

Entonces,…

¿Qué es un logotipo?

Un logotipo es un elemento gráfico que identifica una empresa, producto o servicio en su forma más simple a través del uso de un símbolo, icono o firma. El logotipo es el avatar y el símbolo de la empresa en su conjunto, esto es, representa la identidad corporativa y la marca, todo en un solo elemento identificable. Un logotipo no vende directamente a la empresa ni, rara vez, describe un negocio. Los logotipos derivan su significado de lo que simbolizan, no al revés: los logotipos están ahí para la identidad, no para explicar. En pocas palabras, lo que significa un logotipo es más importante que su aspecto.

Para ilustrar este concepto, piensa en logos como personas. Preferimos que nos llamen por nuestros nombres, Eva de la Morena, Mario, Jon, en lugar de usar una descripción de nosotros mismos que es más confusa y más fácil de olvidar como, por ejemplo, «la chica que siempre usa rosa y tiene el pelo rubio». De la misma manera, un logotipo no debe describir literalmente lo que hace el negocio, sino identificar el negocio de una manera que sea reconocible y memorable.

También es importante tener en cuenta que solo después de que un logotipo se vuelve familiar, funciona de la manera en que se pretende, esto es, de forma parecida a cuando aprendemos los nombres de las personas para identificarlos. La asociación entre la imagen y lo que representa ya se ha creado.

Logotipo, isotipo, imagotipo e isologo

Por último, has de saber que no todas las representaciones gráficas de una marca son logotipo. Y es que existen diferentes tipos o partes en las que se puede desglosar la representación gráfica de la marca que son:

Logotipo:  Compuesto por palabras o textos

logotipos - Brilla con tu Negocio - Diseño web, deiseño de logotipo, diseño de marca

Isotipo: Dibujo o símbolo

isotipos - Brilla con tu Negocio - Diseño web, deiseño de logotipo, diseño de marca

Imagotipo: Símbolo junto a las palabras sin agrupar

imagotipos - Brilla con tu Negocio - Diseño web, deiseño de logotipo, diseño de marca

Isologo: Símbolo + palabras agrupados

isologos - Brilla con tu Negocio - Diseño web, deiseño de logotipo, diseño de marca

Características de un buen logotipo

Para que un logotipo cumpla su propósito debe cumplir con ciertas características. Entre ellas están:

  1. Memorable: se debe poder memorizar fácilmente y retener.
  2. Sencillo: para aumentar las probabilidades de que sea recordado.
  3. Único y original: para que sea capaz de diferenciarse del resto.
  4. Consistente con el resto de tu imagen corporativa.
  5. Legible y/o fácil de visualizar a cualquier tamaño y formato.
  6. Escalable en diferentes dimensiones manteniendo las proporciones, por lo que debe estar vectorizado.
  7. Reproducible y adaptable: en cualquier tipo de material sin sufrir alteración en cuanto a su diseño.
  8. Transmitir la esencia de la marca, por lo que al diseñarlo, es imprescindible conocer bien tanto a la marca como al público objetivo de la misma.
  9. Atemporal.

 ¿Deseas una MARCA o un LOGOTIPO que enamore a tu público, sea reconocible y marque la diferencia?

Conoce mi servicio ENAMORA CON TU MARCA